El “foam roller” es una técnica de autoliberación miofascial, mayoritariamente utilizados para la autoaplicación de presión en un “punto gatillo” con el objetivo de generar esa liberación de la fascia del músculo. Además, puede ayudar a aliviar la tensión, el dolor y la inflamación de los músculos y aumentar el rango de movimiento de las articulaciones.

La técnica que se usa con el foam roller no se basa en rodarlo en los puntos gatillos para “romper los nudos”, ya que la fuerza que se necesita para deformar la fascia (los “nudos”) podría romper la piel. Aunque el rodillo de espuma puede disminuir la tensión de los músculos, lo hace al interactuar con el sistema nervioso y no por la fuerza que se ejerce.

Beneficios del foam roller.

  1. Alivia el dolor muscular. El aumento del flujo sanguíneo significa una mayor afluencia de oxígeno, por lo que el foam roller también puede ayudar a la recuperación muscular y evitar el dolor
  2. Aumenta el rango de movimiento. El aumento en el flujo sanguíneo y el rango de movimiento que promueve el foam roller también puede ayudarlo a obtener mayor rendimiento y flexibilidad durante los ejercicios.
  3. Ayuda con las lesiones. La falta de estudios no permiten afirmar esta idea en su totalidad, sin embargo, parece tener un efecto positivo la aplicación del foam roller en el dolor muscular.

Errores del foam roller

  • El foam roller es demasiado duro o débil
    Cuando se empieza a usar, es muy importante elegir el tipo correcto de foam roller. Si es demasiado duro, puede ser doloroso o causar hematomas e irritación. Si es demasiado suave, no proporcionará suficiente presión y no obtendrá los mejores resultados.
  • Comienza con un foam roller más suave, luego avance a uno más duro (o incluso a aquellos con textura)
  • Lo utiliza demasiado rápido.
    Es importante asegurarse de que se está usando a un ritmo relativamente lento y rítmico. Algunas personas lo hacen demasiado rápido, lo que no permite que tus músculos se relajen.
  • Usarlo en las articulaciones.
    Está diseñado para los músculos y el tejido conectivo, por lo que no se recomienda para las articulaciones ni los codos o las rodillas, ya que puede causar inflamación, dolor e incluso lesiones.

Referencias:
Del Turco, L. (2020). Everything You Need to Know to Start Foam Rolling Your Tight Muscles. Livestrong. com