A veces, puede parecer imposible encontrar un poco de paz y tranquilidad. A medida que cumplimos años, las obligaciones del trabajo, de la casa y de la familia colman nuestro tiempo y encontrarlo para hacer pausas, descansos o simplemente procesar todo lo que debemos hacer, se hace cada vez más complicado. No es necesario encender velas e incienso para lograr la paz interior (a menos que lo desee, claro). Un ambiente tranquilo, unos minutos y un respiro es suficiente.

Detente y respira
¿Qué tan bien estás respirando realmente? Cuando sientas que la presión toma el control, detente y respira cinco veces, luego respira hasta 10. Practica esta técnica de respiración en las posturas de estiramiento y posturas que se enumeran a continuación o cuando necesites volver a concentrarte. No es fácil restablecer el equilibrio cuando aumenta el estrés, especialmente cuando estás atrapado en el momento, pero sí puedes hacer una pausa y respirar durante tus ejercicios de rutina en el día, puede aumentar tu capacidad de recuperación
  1. Postura de la pinza (Uttanasana)
    Ayuda a crear espacio entre las vértebras y contrarresta el tirón hacia abajo de la gravedad. Dejar caer la cabeza por debajo del corazón, también puede ayudar a reducir la presión arterial y calmar la mente.
    • Inhala mientras extiendes los brazos por encima de la cabeza.
    • Mientras exhalas, dobla hacia delante, girando las caderas.
    • Coloca las manos en el suelo junto a los pies, en las tibias o en bloques, según tu flexibilidad.
    • Mantén una ligera flexión de las rodillas y coloca las caderas sobre las rodillas y las rodillas sobre los tobillos.
    • Pliega y respira de manera uniforme.
  2. Postura de la montaña (Parsva Urdhva Hastasana)
    La flexión lateral de la columna ayuda a abrir el área alrededor de los pulmones y el corazón.
    • Desde la postura de la montaña, levante los brazos por encima de la cabeza.
    • Ya sea entrelazando los dedos o manteniendo los brazos separados a la altura de los hombros, estírate mientras recorres las piernas.
    • Dobla hacia un lado.
    • Mantente durante tres respiraciones.
    • Regresa al centro y dobla hacia el otro lado.
  3. Estiramiento gato-vaca (Chakravakasana)
    Es un ejercicio de puesta a tierra que te ayuda a centrar tu mente. Es la pose perfecta después de un largo día sentado en un escritorio, ya que estira la espalda baja, las caderas y los cuádriceps.
    • Empiece con las manos y las rodillas.
    • Exhala mientras redondeas tu espalda, tira del ombligo hacia tu columna y mete tu barbilla hacia tu pecho.
    • Comenzando en el coxis, suelte un segmento de la columna a la vez, relajándose a través de la columna lumbar, la columna torácica (parte media de la espalda) y, finalmente, la columna cervical mientras levanta la barbilla hacia arriba en flexión completa.
    • Luego invierta el movimiento para volver a la flexión.
  4. Estiramiento del cachorro. (Uttana Shishosana)
    La columna vertebral contiene la médula espinal y los nervios, que envían información del cuerpo al cerebro y viceversa. Este ejercicio de estiramiento ayuda a descomprimir la columna creando espacio para los nervios y estira los hombros para aliviar la tensión.
    • En cuadrupedia, camine con las manos frente a usted mientras mantiene las caderas sobre las rodillas.
    • Deje que su cabeza cuelgue entre sus brazos y apoye la frente en el suelo.
    • Mantenga y respire profundamente durante al menos 10 respiraciones o más.

Referencias:
Harvard Health Publishing (2020). Relaxation techniques: Breath control helps quell errant stress response. .

Sinrich, J (2020). 6 Meditation Apps to Help You Recenter and De-Stress. Livestrong.