Tradicionalmente, los ejercicios de estiramiento se han incluido en los planes de entrenamiento y recuperación. Existe evidencia de que cada tipo de estiramiento tiene diferentes efectos sobre la fuerza máxima, número de repeticiones y en rendimiento físico total. Hoy hablaremos de los: estiramientos estáticos y dinámicos.
El estiramiento puede ayudar a mejorar la flexibilidad y el rango de movimiento de las articulaciones. Logrando una mejora significativa en el desempeño de actividades físicas; disminuir el riesgo de lesiones; ayudar al movimiento de las articulación; y una mayor efectividad en el trabajo muscular.

Tipos de estiramiento

Estiramiento estático

El estiramiento estático es un ejercicio de estiramiento en el que los músculos se alargan aplicando una pequeña fuerza y ​​una duración prolongada (generalmente 30 segundos). El estiramiento estático puede relajar y extender los músculos, mejorar el rango de movimiento, reducir la rigidez y el riesgo de distensión muscular aguda. Este es un ejercicio controlado lento que se centra en la conciencia de la postura y la alineación corporal.

El enfoque tradicional consiste en realizar ejercicios de estiramiento estático antes de la clase de ejercicio principal o deporte para mejorar el rendimiento muscular y minimizar el riesgo de lesiones. Sin embargo, los estudios han demostrado que estirar inmediatamente antes del ejercicio no previene las lesiones y puede afectar negativamente el rendimiento muscular. Por lo tanto, hacer estiramientos estáticos antes de su clase principal de ejercicio o evento deportivo importante puede resultar en un menor rendimiento en estas actividades posteriores sobre todo aquellas que requieren ejercicios dinámicos de alta velocidad, como en deportes como el fútbol.

Estiramiento dinámico

Los estiramientos dinámicos son movimientos controlados que preparan los músculos, ligamentos y otros tejidos blandos para el rendimiento y la seguridad. Los estiramientos estáticos son aquellos en los que se para, se sienta o se acuesta y mantiene una sola posición durante un período de tiempo, hasta aproximadamente 45 segundos. Este estiramiento implica un avance gradual mediante un movimiento continuo hasta llegar a un máximo, siendo, el estiramiento repetido y gradual. Además, ayuda a restaurar la función dinámica y el control neuromuscular mediante ejercicios repetitivos y prácticos, mejorando así el control motor.

Esta forma de estiramiento mejora la velocidad, la agilidad y la aceleración. Implica la tensión activa de los músculos y el movimiento de las articulaciones en todo su rango de movimiento. Estos movimientos funcionales y específicos del deporte ayudan a aumentar la temperatura muscular y a disminuir la rigidez muscular.

En conclusión, existe evidencia empírica de que los ejercicios de estiramiento estáticos antes de la actividad física pueden causar una degradación del rendimiento y aumentar el riesgo de lesiones, mientras que los ejercicios de estiramiento regulares pueden mejorar la fuerza y ​​el rendimiento en todas las actividades.

Recuerda que cada persona tiene diferentes necesidades y debes encontrar una rutina que se adapte a ti y a tus objetivos, por lo que es recomendable buscar ayuda profesional. En THE FITROOM, nuestro entrenador puede ayudarte de forma personalizada con rutinas eficientes y seguras que busquen lograr tus objetivos de acuerdo a tu estado de salud.