The Fit Room Gimnasio Tenerife

En este tipo de entrenamiento,también llamado entrenamiento bajo oclusión vascular o kaatsu training, se restringe el flujo sanguíneo mientras se entrena través de un torniquete, manguito de presión o banda elástica.

En comparación con el entrenamiento con cargas elevadas, el cual produce un nivel elevado de tensión mecánica y bajo estrés metabólico, el entrenamiento oclusivo provoca unos niveles más bajos de tensión mecánica pero más altos de estrés metabólico. (Pearson, S. J., & Hussain, S. R. 2015)

Además, este tipo de entrenamiento ha dado la vuelta a la clásica prescripción de cargas orientadas al incremento de masa muscular, consiguiendo resultados con cargas mucho más livianas.

Esto demuestra que existen situaciones donde las cargas elevadas no pueden ser lo más adecuado, y ha sido demostrado en personas mayores o en recuperaciones de operaciones de rodilla. (Loenneke, J. P, 2014).

Beneficios del entrenamiento oclusivo

Aunque principalmente se ha demostrado sus beneficios en el aumento de masa muscular, el entrenamiento oclusivo también puede aportarnos beneficios en los siguientes aspectos:

  1. Incremento de fuerza: las ganancias en fuerza no son tan visibles como el aumento de masa muscular y fundamentalmente van a beneficiarse de esto poblaciones como la tercera edad o de ámbito clínico. Los incrementos en fuerza se han observado tras el entrenamiento en oclusión cuando se han vuelto a repetir los test iniciales de medición para conocer el resultado de la intervención, donde se han observado mejoras en fuerza sobre la extensión de rodilla, flexión de codo, press de banca o sentadilla.
  2. Adaptación cardiovascular: algunos estudios han demostrado que también se pueden provocar adaptaciones cardiovasculares, aunque no es la que tiene mayor evidencia. Mediante el entrenamiento oclusivo se han conseguido mejoras en la capacidad de resistencia a través de un aumento de los almacenes de glucógeno o reducción de la frecuencia cardiaca en reposo.
  3. Reducción de la presión arterial: Una de las adaptaciones inmediatas que provoca el entrenamiento con cargas es un descenso de la presión arterial a niveles inferiores a los observados en reposo.

Cuando el entrenamiento oclusivo se ha aplicado a personas hipertensas, los resultados también han sido positivos, se halló una reducción de la presión arterial sistólica en sujetos hipertensos a los 60 minutos tras finalizar el entrenamiento que fue desde alrededor de 143 mmHg a 125 mmHg. (Araújo, J. P.et al, 2014).

Bibliografía
Loenneke, J. P., Thiebaud, R. S., & Abe, T. (2014). Does blood flow restriction result in skeletal muscle damage? A critical review of available evidence. Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports, 24(6), 415-422.

Loenneke, J. P., Wilson, G. J., & Wilson, J. M. (2010). A mechanistic approach to blood flow occlusion. International Journal of Sports Medicine, 31(1), 1-4.

Araújo, J. P., Silva, E. D., Silva, J. C., Souza, T. S., Lima, E. O., Guerra, I., & Sousa, M. S. (2014). The acute effect of resistance exercise with blood flow restriction with hemodynamic variables on hypertensive subjects. Journal of Human Kinetics, 43(1), 79-85.

Pearson, S. J., & Hussain, S. R. (2015). A Review on the mechanisms of blood-flow restriction resistance training-induced muscle hypertrophy. Sports Medicine, 45(2), 187-200.

Castillo, I. (2015). Entrenamiento oclusivo. Todo lo que necesitas saber. Mundo entrenamiento.

Bodyzone

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Follow us