The Fit Room Gimnasio Tenerife

El dolor de rodilla suele ser una queja muy común que deriva en ajustes en el tipo de rutina que vas a realizar. Cada dolor puede significar una cosa distinta, mayoritariamente relacionadas con la articulación de la rodilla. A menudo ocurren como resultado de una lesión deportiva o por desgaste, pero también puede haber otras causas detrás de estos dolores.

Debido a la compleja estructura de la rodilla, la causa del dolor de rodilla puede ser muy diversa y puede provenir de cualquiera de sus componentes. Desde una vista lateral podemos observar los componentes de este complejo articular, formado principalmente por tres huesos (fémur, tibia y rótula) que conforman a su vez dos articulaciones dentro de este complejo (patelofemoral, femorotibial). Entre el fémur y la tibia se encuentran variedad de estructuras que distribuyen las cargas y facilitan el movimiento de la pierna: meniscos, bursas y cartílago articular. Todas estas estructuras se encuentran estabilizadas por la acción de la cápsula articular y de varios tendones y ligamentos (tendón cuadricipital y rotuliano, ligamentos cruzados, colaterales medio y lateral) que además de brindar estabilidad proveen la flexibilidad que la rodilla necesita para la coordinación y ejecución de la marcha. Aunque es un complejo articular muy resistente y flexible; debido a la gran carga y estrés a la que está expuesto, es más propenso a los efectos degenerativos y lesivos que se presentan con menos frecuencia en otras articulaciones. (Fisio-online)

Para reducir el dolor de rodilla durante el entrenamiento, evita estos errores más comunes:

  • Llevar las rodillas a un estado de valgo: Cuando realizas sentadillas, varía el ángulo de ejecución de la misma y no realices geston recurrentes sobre el mismo ángulo. Al bajar se siente más “fácil” llevar las rodillas hacia una posición de valgo, sin embargo, esto implica una descompensación que debe reajustar las articulaciones de tobillo y cadera.
  • Levantar mucho peso. Levantar demasiado peso antes de tener la preparación necesaria es malo no solo para las rodillas, sino también para el resto del cuerpo. Las rodillas son las que soportan la mayoría del peso, por lo que es recomendable entrenar con un aumento constante y gradual de la resistencia.
  • Descompensación. Realizar un ejercicio en una sola parte del cuerpo, llevar el bolso en un solo lado, todo lo que implique gestos y movimientos de fuerzas que unilateralmente se realice tiende a descompensar articulaciones y derivan en futuros dolores o puede acelerar una futura patología de osteo articular.
  • Utilizar calzado incorrecto. Aunque los zapatos inadecuados no causan dolor al instante, juegan uno de los papeles más importante en la seguridad de su entrenamiento.

Recuerda que todos tenemos diferentes necesidades y no todo lo que funciona para una persona lo hace para otra. Por este motivo, en The Fitroom nos adaptamos a ti con nuestros entrenamientos especializados allí donde lo desees.

Referencias:
Fisioterapia online (s.f.). Dolor de rodilla.

Bodyzone

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Follow us