El "foam roller" es una técnica de autoliberación miofascial, mayoritariamente utilizados para la autoaplicación de presión en un “punto gatillo” con el objetivo de generar esa liberación de la fascia del músculo. Además, puede ayudar a aliviar la tensión, el dolor y la inflamación de los músculos y aumentar el rango de movimiento de las articulaciones.

La técnica que se usa con el foam roller se basa en un automasaje en el complejo fascia-músculo. Esta estrategia mejora las propiedades viscoelástica, reduciendo la tensión de la misma, mejorando el flujo sanguíneo. Aunque el rodillo de espuma puede disminuir la tensión de los músculos, lo hace al interactuar con el sistema nervioso y no por la fuerza que se ejerce.

El proceso parece bastante fácil: simplemente pasa un área de su cuerpo sobre el foam roller. Pero al igual que otras partes del entrenamiento, cuando se hace incorrectamente, pierde su efectividad e incluso puede resultar en lesiones.

El rodillo de espuma puede ser una herramienta eficaz para el calentamiento o mejorar la flexibilidad, es decir, antes y después del ejercicio. Y los beneficios del rodillo de espuma pueden variar de persona a persona.

Recuerda que todos tenemos diferentes necesidades y no todo lo que funciona para una persona lo hace para otra. Por este motivo, en THE FITROOM nos adaptamos a ti con nuestros entrenamientos especializados allí donde lo desees.