The Fit Room Gimnasio Tenerife

Los músculos abdominales conectan la parte inferior del tórax con nuestra pelvis, manteniendo nuestra columna vertebral sana y nuestra sección media lo suficientemente fuerte como mantenernos de pie durante el día. Fortalecer estos músculos puede ayudarte a mejorar tu postura y prepararte mejor para abordar todo tipo de tareas cotidianas.
Desafortunadamente los abdominales son el ejercicio más popular para fortalecer el “core”, y muchas personas no tienen en cuenta que la falta de supervisión profesional pueden causar graves daños en la espalda o el cuello, entre otras.
A continuación veremos los 4 errores más comunes al hacer abdominales:

  1. Tensión en el cuello. ¿Alguna vez has sentido dolor en el cuello al hacer abdominales? No te preocupes, esto es muy común. Al hacer abdominales, tanto si lo haces con la barbilla demasiado alta (hacia el techo) o demasiado baja (hacia el ombligo) pueden causar tensión muscular, empeorando después de hacer varias repeticiones.
  2. Levantar la columna del suelo. con alguna rotación o sujetando los pies con una espaldera puede influir negativamente en tu zona lumbar, realizando un momento de cizalla sobre los discos intervertebrales que puede derivar en una patología a nivel intervertebral u osteo muscular. Si bien, por lo general, algunas repeticiones no causarán ningún problema, es posible que experimentes algo de dolor en la cadera y la zona lumbar si este error se convierte en un hábito.
  3. Hacerlo demasiado rápido. En este caso un número elevado de repeticiones puede derivar en un dolor concreto de la espalda. Debido a la fatiga de muchas repeticiones, se pierde parte de la técnica y se termina usando grupos de músculos que no están destinados a ser parte del ejercicio.
  4. Te olvidas respirar. Puede parecer obvio, pero olvidarse de respirar, o respirar incorrectamente, durante un ejercicio, especialmente de abdominales es muy común. Contener la respiración durante demasiado tiempo durante el ejercicio puede provocar complicaciones graves y poner en riesgo su salud. Se recomienda que se alinee la respiración con el ejercicio. Inhala mientras bajas y exhala mientras levanta los omóplatos del suelo.

Recuerda que realizar entrenamientos bajo supervisión de un profesional te ayudará a evitar lesiones y dolores innecesarios, incluyendo en tu rutina, ejercicios adaptados a tus necesidades. Un entrenador personal puede ayudarte a conseguir tus objetivos, por ese motivo The Fitroom nos adaptamos a ti allí donde lo desees, tanto entrenamientos online, a domicilio, en exteriores o en nuestro centro. ¡Te esperamos!

Referencias:
The American Council on Exercise (sf). Crunch.

NHS (2018). Common exercise mistakes.

Bodyzone

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Follow us